• Los vientos en Yucatán El estado de Yucatán se caracteriza por tener una buena relación con el viento, a tal grado de que ya se tiene un parque eólico…
  • Habrá mucho bochorno en… Se prevé una semana con mucho bochorno en la Península debido a la entrada de aire marítimo tropical, además de que disminuirán la distribución e…

«El Niño» y sus efectos en la península de Yucatán

Después de haberse atrasado por unos meses, el fenómeno de “El Niño” está de vuelta y su presencia causará probablemente más calor en la península de Yucatán.


La Administración Nacional de la Atmósfera y el Océano (NOAA por sus siglas en inglés) dio a conocer que “El Niño” se formó durante enero de 2019 debido al registro de temperaturas de la superficie del mar superiores a la media en la mayor parte del océano Pacífico ecuatorial, además de que se observaron cambios correspondientes en la circulación atmosférica.


Los índices semanales de “El Niño” se mantuvieron por encima del promedio durante el mes pasado, hasta en 0.8° C. También se pudo ver aumento en la formación de tormentas y nublados sobre el Pacífico central y los vientos comenzaron a soplar del Oeste en niveles bajos y altos de la atmósfera sobre dicha zona. No obstante, se considera que es un fenómeno de “El Niño” débil.

¿Qué es “El Niño”?

El fenómeno de “El Niño” ocurre en el océano de manera natural y se presenta en todo el Pacífico ecuatorial. Se caracteriza por el aumento que se da en la temperatura de la superficie de dicho océano, lo cual está acoplado a la atmósfera, particularmente la circulación de los vientos alisios, que soplan de Este a Oeste.


Cuando llega “El Niño”, los vientos alisios en el Pacífico se debilitan, el agua cálida del Pacífico Oeste se mueve hacia el Este a lo largo de la línea ecuatorial, aumenta la temperatura superficial del mar y transporta calor hacia la atmósfera, condición que genera nubes de tormenta, que se mueven hacia el Este.


El nombre de “El Niño” se debe a los pescadores de la costa de Perú y Ecuador, quienes observaron que las aguas se tornaban más cálidas durante la Navidad, es decir, con el día del nacimiento del niño Jesús.

Afectaciones para la península de Yucatán

Se prevé que “El Niño” continúe unos meses más, y sus probables efectos sobre nuestra región serían principalmente un aumento en el promedio de temperaturas, lo que hace prever que la primavera podría ser más calurosa de lo normal.


De la misma manera, este fenómeno climático influye con una disminución de las lluvias, lo cual podría agravar la sequía que se presenta en el Estado, actualmente en el estatus de moderada. También podría traer una temporada de incendios mucho más riesgosa.


En todo caso, es importante mantenerse al tanto de los pronósticos y tendencias para los próximos meses para dar seguimiento a la influencia de “El Niño” sobre los patrones de la atmósfera en nuestra región.

(Juan Antonio Palma Solís)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *