• 2019 se perfila como… En el año se tuvieron los meses de febrero, mayo, junio, agosto y octubre más cálidos de la historia / Todavía faltan unos cálidos  noviembre…
  • Los vientos de Santa… Por: Arle Falaha. ¿Alguna vez se han preguntado al leer las noticias, quién o quiénes son los responsables de ocasionar cada año tan catastróficos incendios…

¿Qué es un Norte?

Por: Jac Meteo

Que tal amigos, en esta ocasión les vengo a hablar sobre un tipo de viento local conocido en el litoral del golfo de México como “Norte” o “evento de norte”, y que en ocasiones, sus fuertes rachas de viento pueden ocasionar riesgos tanto para las personas que se dedican a las actividades marítimas como los navegantes y pescadores, como para la población que vive en zonas costeras y en algunos casos en zonas de montaña, como por ejemplo, la zona montañosa central y sur del estado de Veracruz. Pero, ¿qué es un norte y cómo se forman? En este artículo trataremos de explicártelo.

Como ya saben, empezamos la época del año en la que los frentes fríos comienzan a llegar con mayor frecuencia a nuestro país y con ellos los descensos de temperatura y los fuertes vientos que generan a su paso. De hecho, recientemente, las fuertes rachas de viento asociadas al frente frío No.8 ocasionaron daños principalmente en sectores de la costa central y sur del estado de Veracruz. En la imágen que se presenta al inicio de este artículo, se muestra un análisis sinóptico del mediodía del 31 de octubre, donde se observa la posición del frente frío No.8 y los sistemas atmosféricos presentes en nuestro país, que generaron esos  fuertes vientos. A continuación vamos a empezar por definir qué es un norte.

Qué es un Norte?

Un Norte (también conocido como “evento de Norte”), es un viento local que se presenta en el occidente del golfo de México durante la temporada de frentes fríos, el cual afecta a los estados costeros mexicanos, desde el norte de Tamaulipas hasta la península de Yucatán, y que, en su interacción con la orografía del sur del país, pueden extenderse sus efectos hasta el golfo de Tehuantepec, debido al efecto Venturi; en esta parte del país (en el Istmo de Tehuantepec), a esos fuertes vientos se les conoce como “Tehuantepecanos”, los cuales a su vez, son otro ejemplo de vientos locales.

Los vientos locales son aquellos tipos de vientos que tienen dimensiones “pequeñas”, típicamente van desde unas cuantas decenas de kilómetros hasta pocos cientos de kilómetros; así como un tiempo de vida que va desde unas horas hasta un día, de hecho, la brisa marina es otro ejemplo de viento local. Alrededor del mundo hay diferentes tipos de vientos locales, algunos son fríos, otros cálidos, también los hay húmedos y secos. Todo depende de la región donde se generen.

En nuestro país, es bien conocido que los Nortes están asociados a los frentes fríos, debido a que a medida que la masa de aire frío avanza sobre el litoral mexicano impulsando al frente, los vientos cambian de sur a norte y se intensifican, en ocasiones alcanzando rachas de hasta 100 km/h o más, causando efectos adversos a la población. Sin embargo, en ocasiones, bajo ciertas condiciones atmosféricas se pueden presentar fuertes vientos en algunas partes del país o sobre el mar, aún en ausencia de un frente frío. Pero, qué es lo que genera a estos fuertes vientos? para ello vamos a definir algunos conceptos.

Presión atmosférica y vientos.

Antes de continuar con los sistemas atmosféricos que interaccionan para generar los “Nortes”, debemos empezar por definir conceptos como presión atmosférica y viento, los cuales resultan fundamentales en el estudio y comprensión de nuestra atmósfera, puesto que estos son los responsables del transporte de variables como la humedad, temperatura, etc., y que repercuten en el constante cambio del estado del tiempo para un lugar determinado.

La presión atmosférica es la fuerza por unidad de área que ejerce una columna atmosférica, en otras palabras, es el peso que ejerce el aire sobre la superficie terrestre. Esto significa que el peso de la columna de aire que tendremos encima de nosotros dependerá de qué tan alto o bajo nos encontremos.

Es decir, que si nosotros nos encontramos en la cima de una montaña la presión atmosférica será menor que si nos encontráramos en una playa a la orilla del mar, puesto que al estar en un lugar elevado, la masa de aire que tendremos por encima nuestro será menor, en comparación con la masa de aire que tendríamos a la orilla del mar. En otras palabras, la presión siempre disminuye con la altura

Sin embargo, en la horizontal, es decir sobre la superficie terrestre, también se pueden presentar variaciones en la presión. De hecho existen zonas de alta y baja presión, en donde, las altas presiones (anticiclones) están asociadas a buen tiempo y los vientos giran a favor de las manecillas del reloj, mientras que las bajas presiones (ciclones) están asociados a mal tiempo y los vientos giran en sentido contrario a las manecillas del reloj.

La presión atmosférica es medida por unos instrumentos llamados barómetros y las unidades de presión están dadas en milibares (mb) o en hectopascales (Hpa).

Tomen en cuenta que la presión tiene una estrecha relación con la temperatura (la cual está expresada en una ecuación llamada “ecuación de estado” o ley de los gases ideales), por lo que un cambio en la presión, resultará en un cambio en la temperatura y viceversa. Hay que recordar que la atmósfera, al ser una mezcla compuesta de muchos gases en diferentes cantidades, obedece estas leyes de los gases ideales.

Por lo tanto, las variaciones de temperatura causarán variaciones de presión. Luego, las diferencia de presiones crean una fuerza llamada “fuerza del gradiente de presión”, lo que causa que el aire fluya desde las altas presiones hacia las bajas presiones, es decir, se crea el viento (que no es más que el movimiento del aire).

Muy bien amigos, hasta aquí hemos aprendido que el viento es el movimiento del aire y que éste es un resultado directo de las diferencias de presión. También hemos visto que el viento fluye desde las altas hacia las bajas presiones. Teniendo claro esto, ahora vamos a entender qué es lo que causa la intensidad del viento.

Ya sabemos que las diferencias de presión generan el viento, sin embargo, otro elemento muy importante que debemos tomar en cuenta, es saber qué tanto cambia la presión entre un punto y otro.

Anteriormente veíamos que las unidades de presión atmosférica se mide en milibares, si medimos la presión en diversos puntos de un estado ó país, encontraremos que habrá diversos puntos que tendrán la misma presión, y si unimos estos puntos de igual presión atmosférica con una línea, estaremos haciendo una línea de igual presión conocida como isobara. Las isobaras nos dan un vistazo de cómo la presión horizontal está cambiando, creando los conocidos mapas isobáricos, con los que se puede determinar, por ejemplo, dónde se encuentra el centro de un sistema anticiclónico o de un huracán y hacia donde se están desplazando. Siendo estos mapas, una herramienta muy importante primero para el diagnóstico de la atmósfera y posteriormente para el desarrollo del pronóstico del tiempo. Al mismo tiempo, nos permiten identificar aquellas zonas en donde las isobaras se encuentran más juntas unas de otras, a este espacio donde las isobaras se “aprietan” es conocido como  gradiente de presión.

Una zona con un alto gradiente de presión, quiere decir que en esa región, el cambio de la presión entre dos puntos cercanos (una distancia relativamente pequeña) es alto, es decir que las isobaras están más cerca y al mismo tiempo la velocidad del viento aumenta. Si las isobaras se encuentran más alejadas unas de otras, el gradiente de presión será menor y por lo tanto la velocidad del viento tiende a disminuir.

Por lo tanto, la intensidad de los vientos estará determinada por el gradiente de presión.

Esta es la clave para entender cómo funcionan los Nortes, debido a que a lo largo de la línea del frente frío existen zonas de baja presión, mientras que detrás del frente (en nuestro caso, hacia el norte) viene un amplio, extenso y en ocasiones poderoso sistema de alta presión; recordemos que un frente es la zona donde interaccionan dos masas de aire con diferentes propiedades físicas (una masa de aire caliente y una masa de aire fría) y es justamente este drástico contraste de temperaturas lo que causa una diferencia de presión en una región relativamente pequeña, haciendo que las isobaras se “aprieten” generando ese conocido cambio de dirección e intensificación de los vientos, al que conocemos como “Nortes”.

Al principio de este artículo, se comentaba que en algunas regiones se podían presentar vientos fuertes aún en ausencia de un frente frío, y es que como hemos visto hasta ahora, un fuerte gradiente de presión puede hacer que la intensidad con la que fluyen los vientos se incremente, por lo que este proceso puede ocurrir en cualquier parte del planeta, de hecho, en el mar Caribe durante el verano, se presenta un fenómeno llamado jet de bajo nivel del Caribe (CLLJ), el cual es un excelente ejemplo de cómo  los vientos pueden llegar a intensificarse, al grado de que pueden modificar la intensidad y distribución de las precipitaciones, además de que los vientos fuertes perjudican la formación de ciclones tropicales en esa región, pero ese es otro tema del cual hablaremos en otra entrega.

Los vientos conocidos como “Tehuantepecano”, son otro ejemplo de vientos locales que se presentan constantemente en el sur del país (convirtiendo a esta zona en la que mayor potencial de energía eólica hay en nuestro país), sin embargo, el mecanismo de formación es distinto, ya que en este caso, las montañas juegan un papel importante en su formación, por lo que el bloqueo del flujo de vientos por orografía es otro de los factores que contribuyen a la aceleración forzada de los vientos.

Para finalizar, les comento que el servicio meteorológico nacional tiene una clasificación para los nortes de acuerdo a su intensidad y que va desde moderados (>20 km/h) hasta severos  (>117 km/h).

Hasta aquí termina mi colaboración de esta semana, espero que esta descripción haya servido para resolver algunas dudas o comprender de mejor manera cómo se forman los Nortes y su relación con los campos de presión atmosférica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *